ECO TIPS PARA MENÚS DE NAVIDAD SOSTENIBLES

Según la Comisión europea España es el 7º país que más comida desperdicia, casi 8 millones de toneladas de alimentos van a la basura, una cifra que en navidad aumenta.

¿Cómo evitar desperdiciar comida?

Elegir un menú sostenible es el primer paso, en esta época consumimos más en general, y compramos mucha comida ya que estas fiestas giran en torno a la gastronomía.

Por otra parte, debemos comprar lo necesario para no tener que desechar comida, calculando bien las cantidades y guardando o congelando el resto.

Y si tienes invitados, cada uno de ellos puede llevarse parte de la comida sobrante.

Opciones alimenticias sostenibles para navidad

Los productos que más se consumen y más se desechan son precisamente los que tienen un coste ambiental más elevado, como el pescado y la carne.

Pero existen opciones alimenticias más sostenibles, no hay que olvidar que la carne contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero y aumenta la contaminación, y la sobrepesca afecta negativamente a los ecosistemas marinos.

Si aun así, quieres consumir pescado en tu menú navideño, opta por evitar las especies más amenazadas como el rodaballo salvaje y el atún rojo. Puedes informarte sobre la procedencia del pescado y el tipo de pesca, optando por la pesca cercana a la costa y evitar la pesca de arrastre.

No obstante, lo ideal para un menú navideño sostenible es  consumir más verduras y menos carne y pescado, y hacer un menú navideño vegetariano no es nada difícil y no se sacrifica en absoluto el sabor tradicional y la calidad, todo lo contrario. Y además es más económico que la carne y el pescado.

Realizar compras locales y de temporada conlleva una menor huella de carbono, y de esta manera son precisamente todos los productos que encuentras en nuestra tienda eco BioSelecta, producidos por pequeños productores aragoneses y basados en la  agricultura sostenible.

Al ser cosechada en su momento exacto, los productos tienen un mejor sabor y repercuten en la economía local, algo francamente necesario en estos tiempos.

De esta manera además se evitan los alimentos ultraprocesados que incluyen ingredientes no muy saludables como por ejemplo aceite de palma, excesivo azúcar, conservantes derivados del petróleo, etc.

También debemos evitar platos y cubiertos de plástico, e incluso poner servilletas de tela en lugar de papel, que además son más elegantes para las comidas navideñas.

 

Ahorra energía

Planifica las elaboraciones y concina varios platos a la vez, emplea olla a presión siempre que sea posible ya que reduce el consumo de gas o luz ya que el tiempo de cocción es menor.

Cocinar con tapa reduce hasta en un 25% la energía que se consume al cocinar, y el microondas también es buena idea en lo que a ahorro energético se refiere.

Platos sostenibles y saludables para navidad

 Aperitivos: hummus de garbanzos, y crudités de zanahoria, apio, pepino y/o pimiento. Las aceitunas ecológicas, como la aceituna negra empeltre de mesa y la aceituna verde arbequina mesa son otro aperitivo que no puede faltar en el menú de navidad sostenible.

También pueden consumirse en forma de paté o escoger algún otro paté ecológico.

Entrantes: haz tu ensalada favorita con ingredientes frescos de temporada y kilómetro cero.

Platos principales: Puedes preparar un arroz con verduras, champiñones rellenos, lentejas o garbanzos sin aditivos artificiales.

Bebidas: para los más peques puedes preparar zumos naturales sin azúcares y para los adultos, vinos y cervezas ecológicas.  

Dulces y turrones: No pueden faltar en navidad y no van a faltar en tu menú navideño sostenible si en lugar de postres industriales optas por alternativas más sostenibles, como las Piedrecicas del calvario, un dulce de almendras elaborado exclusivamente con materias primas ecológicas como son la almendra marcona, la miel y chocolate con leche de Comercio Justo.

¡Esperamos que os aproveche y que paséis estas fiestas de la mejor manera posible!