DIFERENCIAS ENTRE LAS CONSERVAS ECOLÓGICAS Y LAS INDUSTRIALES

El sector de las conservas vegetales está en auge, y en concreto el de las conservas ecológicas. Si tú también apuestas por ellas, esto te interesa.

¿Qué es una conserva?

Ya sea una conserva ecológica o industrial, es el resultado de un proceso por el que se manipula el alimento para ralentizar o detener su deterior, retrasando la oxidación de la grasa o evitando levaduras.

Esto incluye mermeladas, ahumados, legumbres, patés, encurtidos, carne, pescado, etc.

Ejemplos de conservas ecológicas

Las conservas ecológicas se caracterizan por tener una amplia diversidad, veamos algunas de las conservas vegetales ecológicas más populares.

Conserva de lentejas: están cocidas a baja temperatura y están compuestas de lentejas procedentes de la agricultura ecológica, limón, agua y sal marina. Sin aditivos artificiales, ni gluten y es baja en grasas.

Conserva de alubias blancas: también cocidas a baja temperatura y compuestas por alubias blancas seleccionadas procedentes de la agricultura ecológica, agua, sal y limón. Sin aditivos artificiales, sin gluten y baja en grasas.

Diferencias entre conservas ecológicas e industriales

Las conservas ecológicas tienen mayores costes de producción por lo que su precio es más elevado que las industriales. Además la mano de obra, que emplea método de elaboración artesanales está bien formada en esta labor, al contrario de en un proceso industrial donde lo fundamental es saber manejar la maquinaria para elaborar la conserva.

Sin embargo en la elaboración de conservas ecológicas o conservas bio, los trabajadores son los que acondicionan a mano el alimento, lo envasan y lo esterilizan

Otra diferencia es que las conservas ecológicas son productos de proximidad, de hecho las nuestras son elaboradas por NaturalmenteBIO en Cuenca del Matarraña donde se realizan las conservas vegetales de cocción al vacío a baja temperatura. Gracias a los productos de proximidad se mantienen las especies endémicas y se potencia el consumo local.

En las conservas ecológicas no se emplean aditivos sintéticos, todos sus ingredientes son de origen natural y están basados en la agricultura ecológica, lo que se traduce en una ayuda  a cuidar el medio ambiente, respetando la naturaleza y los ciclos biológicos de los ingredientes.

Las conservas ecológicas están elaboradas con un cuidadoso proceso de calidad y pasan por un control de metales pesados. Además de los controles oficiales que se efectúan en todo tipo de alimentos, en los productos ecológicos se obtiene una certificación adicional que garantiza su origen ecológico. La trazabilidad y autenticidad de las conservas ecológicas está garantizada.

Las conservas ecológicas tienen mayores propiedades nutricionales y es que la composición química de los alimentos cambia de acuerdo al modo de cultivo viéndose incrementado en el caso de los alimentos ecológicos una mayor cantidad de nutrientes como el calcio, el magnesio y el hierro.  También contienen niveles más altos de vitaminas, especialmente la vitamina C.

Las conservas ecológicas son más sabrosas, no en vano esta suele ser la razón por la que sus consumidores las prefieren.

Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes ¡ Gracias ¡