¿CERVEZA ARTESANA O CERVEZA INDUSTRIAL?

Prácticamente cualquier adulto conoce las cervezas industriales, están por todas partes y a precios muy asequibles, pero ¿conocéis las cervezas artesanas

Cada vez más personas, bares y establecimientos optan por la cerveza artesana en su oferta, así que el consumidor se encuentra con un amplio abanico de posibilidades. 

Por eso hoy queremos hablar sobre las diferencias entre la cerveza artesana y la cerveza industrial.

Diferencias entre la cerveza artesana y la industrial

Las principales diferencias se encuentran en el proceso de elaboración y en la calidad de los ingredientes

  • Ingredientes naturales: La cerveza artesana se elabora con ingredientes naturales, sin aditivos ni conservantes, teniendo como ingredientes básicos el agua, la levadura, las maltas y los lúpulos. 

  • La cerveza industrial se pasteuriza y contiene conservantes. Como la malta de cebada tiene un coste elevado, para abaratar costes algunos grandes productores industriales usan productos más económicos como el maíz, el mijo o el arroz, por lo que su cerveza es de una calidad inferior

  • Proceso de elaboración: Las cervezas artesanas se elaboran de forma manual o con la cantidad mínima de maquinaria, sin embargo en el caso de las cervezas industriales es todo lo contrario, apenas participan las personas y el proceso es automático mediante maquinaria. Al pasteurizar las cervezas industriales, se pierden las propiedades nutritivas de la cerveza. 

  • El filtrado: En el caso de las artesanas el filtrado es manual, en el caso de las industriales se realiza un filtrado químico que elimina los residuos pero que destruye las levaduras y las proteínas de la cerveza, disminuyendo sus propiedades, su sabor y su aroma.  Por lo tanto las cervezas artesanas tienen más sabor, cuerpo y aroma, son más nutritivas y con un gusto más complejo. 

  • Producto de proximidad: Las cervezas artesanas suelen estar elaboradas con pequeñas y medianas empresas que emplean productos locales y de proximidad y tiene voluntad de crecer sin perjudicar la calidad del producto. En la producción e las industriales le producción es global, contando con ingredientes de distintas partes del mundo. 

  • Variedad: Los productores de cervezas artesanales se prueban y modifican en numerosas ocasiones para encontrar el gusto y aroma deseados, desarrollando fórmulas propias, muchos de ellos son apasionados de la cerveza y les encanta experimentar y correr riesgos con nuevas recetas, por lo que acaban existiendo multitud de variedades y cada una es única. Sin embargo las industriales se producen bajo la receta básica, muy estudiada pero que busca que los ingredientes y los procesos sean lo más económicos posible.

  • Precio: Es evidente que las cervezas industriales son más económicas que las artesanas puesto que se fabrican con peores ingredientes, de forma más industrializada y en grandes cantidades. 

Un ejemplo de cerveza artesana y ecológica

Un buen ejemplo de cerveza artesana, que además es ecológica es la Cerveza Borda ripa, una cerveza elaborada con agua de Pirineo aragonés, donde todos sus ingredientes son ecológicos y de proximidad.

Está elaborada de forma tradicional, fermentada en botella, turbia y no pasteurizada. 

Si te gusta la buena cerveza, pruébala, ¡no te defraudará!