Cardo pelado trozos. Bio (Bioselecta)

    3,95 € 3,95 € 3.95 EUR

    3,95 €

    Opción no disponible

    Esta combinación no existe.

    Comprar

    Bio


    Descripción:

    Cardo blanco extra troceado, agua y sal marina, sin conservantes ni aditivos añadidos. Sólo cardo natural BIO procedentes de una agricultura ecológica. Elaborado artesanalmente en Tarazona (Zaragoza).

    Producto libre de Organismos Modificados Genéticamente y apto para dietas veganas.

    Características y uso culinario.

    Cardo blanco extra cultivado en Tarazona y regado con las cristalinas aguas del rio Queiles, procedente de una agricultura ecológica certificada.  El cardo Bioselecta se ha recolectado en invierno, porque con las bajas temperaturas se produce el mejor cardo extra de calidad. Las heladas provocan la rotura de las fibras de la planta del cardo, convirtiéndolo en mucho más tierno, suave y sabroso

    Se pueden degustar solos o con una salsa de almendras y piñones, con gambas, gratinados,  también son perfectos  en los guisos de pescado blanco, carnes o en potajes. 

    Propiedades

    El consumo de cardo blanco está recomendado en muchas dietas dado su bajo contenido calórico y su gran aportación de fibra, además:

    • Es rico en minerales como el Hierro, Calcio, Potasio y Sodio. 

    • Baja el nivel de glucosa, es muy adecuado y está presente en las mejores dietas específicas para diabéticos

    • Contiene cinarina que contribuye a prevenir cálculos biliares y favorece el funcionamiento del hígado.

    • Es diurético y por tanto depurativo.

    • Mejora la absorción del Calcio y por tanto indicado para la prevención de la Osteoporosis. 

    Composición

    100 % Cardo blanco extra con sólo agua y sal marina.

    Presentación

    Bote de cristal 660 gr.

    Alérgenos

    Producto sin gluten, sin leche, sin huevo y sin trazas de frutos secos. 

    Conservación

    Conservar en un lugar fresco y al abrigo de la luz solar directa. 

    Una vez abierto, dado que se trata de un producto completamente natural sin ácidos ni conservantes, se debe introducir en el frigorífico y consumir antes de tres días. Para su mejor conservación recomendamos que se añada un poco de aceite de oliva y con el bote bien cerrado, se ponga boca a abajo dentro de la nevera.